Gobierno preocupado por renuncias voluntarias de Carabineros

Gobierno preocupado por renuncias voluntarias de Carabineros

El aumento de renuncias voluntarias de funcionarios a Carabineros, preocupa al Alto Mando de la institución y al propio Gobierno.  Según un documento elaborado por la propia institución, revela que en 2018, un total de 605 uniformados dejaron Carabineros, mientras que en 2019, alrededor de 650 funcionarios renunciaron a sus cargos.

En el período entre octubre y diciembre de 2019, las bajas de carabineros aumentaron un 23,7 por ciento con respecto a 2018: en el último trimestre del año pasado, según el mismo informe, 146 policías salieron de la institución, una mayor cantidad que en 2018, cuando sólo se registraron 118 solicitudes de renuncia.

Desde el Gobierno temen que las «agresiones» sufridas por carabineros motiven la renuncia de los funcionarios, por lo que el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, afirmó que «es fundamental darles más protección y apoyo a quienes ejercen la función policial, tal como ocurre en las democracias más avanzadas. Un policía bien protegido puede proteger mejor los derechos de los ciudadanos».

«Estamos implementando cámaras corporales en todos los carabineros que forman parte de la Prefectura de Control de Orden Público, porque eso permite proteger mejor a los efectivos policiales e inhibir las conductas violentas de quienes quieren cometer delitos», agregó el secretario de Estado. 

Desde la institución informaron que la Dirección de Justicia de Carabineros ordenó realizar un análisis para ver la viabilidad de presentar acciones legales a favor de los funcionarios que sean víctimas de denuncias falsas de delitos o la publicación de información personal en redes sociales.

«La idea es profundizar el apoyo a quienes actúen dentro de la ley en el marco de sus atribuciones y el uso proporcional de la fuerza», señaló Carabineros.  En lo que va del 2020, sólo en enero, cerca de 27 efectivos presentaron la renuncia a la institución uniformada, lo que se traduce, prácticamente, a casi una renuncia por día. /La Tercera

Cerrar menú